Itinerario 21: Donde se cuenta cómo don Quijote confundió los rebaños de ovejas con otros tantos ejércitos y de lo que pasó en la batalla de Alarcos

ACUARELA

El actor Alberto Closas cantó una canción relacionada con el Quijote con destino al público infantil, que en su día y gracias a la televisión, tuvo cierto eco y que ahora podemos escuchar

pinchando aquí.

 

En una visión ecológica de la Ruta del Quijote no podemos dejar de re­saltar, en los lugares en los que nos encontramos, la existencia del rosario de pequeñas lagunas del Campo de Calatrava, la mayoría estacionales, que cuando tienen agua suelen estar habitadas por aves acuáticas. La Carrizosa se halla al sur de La Perdiguera y a pocos kilómetros de Cabezarados. La de Cucharas se encuentra a unos cuatro kilómetros al sur de Villamayor de Calatrava y al este de la carretera a Almodóvar del Campo. Algunas de estas lagunas se corresponden con otros tantos cráteres de vol­canes apagados, lo que confiere al paisaje, y hasta a los propios habitan­tes, un carácter mágico y misterioso.

Por los parajes del Campo de Calatrava se desarrollaron no pocas escenas de aventuras protagonizadas por don Quijote y Sancho.

Por los parajes del Campo de Calatrava se desarrollaron no pocas escenas de aventuras protagonizadas por don Quijote y Sancho.

En medio de tan espectacular paisaje, resulta explicable que al protago­nista de nuestra Ruta y hasta a quienes con identidad o similitud de senti­mientos, pensamientos y proyectos rehacemos sus pasos, no nos resulte imposible ver convertidos por arte de magia los rebaños de las dóciles me­rinas sorianas en ejércitos capitaneados por los más ardientes gerifaltes ca­ballerescos a lomos de aspirantes a ser otros tantos Rocinantes… Hasta nos llega a parecer prosaico y terrenal el comportamiento de Sancho in­tentando hacer descabalgar a su amo y señor de la sublimidad de sus pen­samientos y transfiguraciones.

El genial MIngote se ocupó mucho y bien de la figura y andanzas de Don Quijote siendo por ello muchas veces premiado.

El genial MIngote se ocupó mucho y bien de la figura y andanzas de Don Quijote siendo por ello muchas veces premiado.

Desde tal convencimiento, escuchamos a la perfección el ruido de sa­bles y las voces de mando, sobre todo cuando prestamos religiosa aten­ción a los textos cervantinos tomados del capítulo XVIII de la primera parte y que titula «Donde se cuentan las razones que pasó Sancho Panza con su señor don Quijote, con otras aventuras dignas de ser contadas».

Las averturas y desventuras de don Quijote han sido contadas a los niños en su propio lengiaje para disfrute de la obra del genial manco.

Las aventuras y desventuras de don Quijote han sido contadas a los niños en su propio lenguaje para disfrute de la obra del genial manco.

Desde Almodóvar del Campo nos separan nueve kilómetros de Villamayor de Calatrava, villa a la que llegamos después de pasar por un puente sobre el cervantino río Tirteafuera que, al ser del siglo xv, con se­guridad debió de ser utilizado por don Miguel de Cervantes y, por supues­to, por sus criaturas de ficción. El puente cuenta con tres ojos, arcos de la­drillo de medio punto y aspecto esbelto. Junto a él hay también otro de diez arcos, del siglo XVI. Junto a Villamayor se halla el castillo denomina­do «del Tesoro», con su correspondiente leyenda.

En Caraaiel, restos del castillo sobre el monte Nogales con su torre del homenaje, de planta pentagonal.

En Caracuel, restos del castillo sobre el monte Nogales con su torre del homenaje, de planta pentagonal.

Ocho kilómetros nos separan de la estación de Caracuel y tres más por la N-420 para alcanzar esta villa del Campo de Calatrava, en la que hay que visitar los restos del castillo sobre el monte Nogales, con su torre del homenaje de planta pentagonal, ermita del Santo Cristo e iglesia parro­quial del siglo xvin. En este pueblo no podrá dejar de visitarse una casa en la que es tradición que viviera algún tiempo el poeta guerrero Garcilaso de la Vega. Volvemos a destacar que en el capítulo XLVII de la segunda parte de El Quijote se dice: Yo señor gobernador me llamo el doctor Pedro Recio de Agüero y soy natural de un lugar llamado Tirteafuera que está entre Caracuel y Almodóvar del Campo, a la mano derecha, y tengo el grado de doctor por la Universidad de Osuna.

Por este puente ¡unto a Corral de Calatrava transitaban las ovejas, cerca ya de su destino del valle de Alcudia.

Por este puente junto a Corral de Calatrava transitaban las ovejas, cerca ya de su destino del valle de Alcudia.

Dos kilómetros separan únicamente Caracuel de Corral de Calatrava. La iglesia parroquial es del siglo XVIII y su torre tiene tres cuerpos. La ermi­ta de Nuestra Señora de la Paz es de estilo barroco. La ermita de San Antón y la casa de los Leones tienen también interés arquitectónico, al igual que la casa de Rosario Hidalgo. Otros lugares dignos de ser visitados son el puente de las Ovejas, junto al que se han encontrado restos paleolíticos, al igual que los restos de molinos de agua existentes sobre el río Jabalón y Guadiana, tales como el de Valbuena, Rodeznos y Gelder o Geldres.

Tomamos la N-420 y a nueve kilómetros, en Poblete, la dejamos para dirigirnos al Santuario de Nuestra Señora de Alarcos, distante ocho ki­lómetros de Ciudad Real y que visitaremos antes de acercarnos a la capital de La Mancha.

Santuario de Nuestra Señora de Alarcos, una de las advocaciones marianas más castellano-manchegas.

Santuario de Nuestra Señora de Alarcos, una de las advocaciones marianas más castellano-manchegas.

La fortaleza medieval del santuario de Nuestra Señora de Alarcos se asienta sobre un oppidum antiguo en el que han aparecido restos arqueo­lógicos ibéricos de la Edad del Hierro y de la época romana. Pero la im­portancia del lugar radica, sobre todo, en haber sido el escenario sangriento de la batalla en la que fueron vencidos los ejércitos cristianos de Alfonso VIII por parte de las tropas almohades en 1195. Bien es verdad que tal derrota hizo que los cristianos comprometieran sus fuerzas y, de­seando recuperar el prestigio y las tierras perdidas, se unieran entre sí y con otros ejércitos venidos de países europeos y, al mando de Alfonso VIII, alcanzaran la victoria en la definitiva batalla de las Navas de Tolosa, en 1212. La repoblación de Alarcos no fue fácil, sobre todo a con­secuencia de la insalubridad del lugar, a pocos pasos del río Guadiana, por lo que se fundó el Pozuelo de Don Gil, origen de Villa Real, que después llegaría a ser la actual Ciudad Real.

En Alarcos se alza el castillo y la ermita de la Virgen, rodeada ésta por un recinto de muros almenados. Su capilla absidal conserva el carácter ro­mánico, con armadura mudéjar; la imagen gótica desapareció en 1936. Es muy célebre su romería.

don quijote ninot 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

 
 

Sobre el autor

Más artículos de